peace- leaves- where-time- no- love- wait


sábado, 4 de abril de 2009

AYYYYYYYYYYYYY!

Sonó el timbre y ella fue a abrir la puerta. Era su marido.
-¡AYYYYYYYYYYYYY!-gritó ella- ¡pero si vos estás muerto!
Él sonrió, entró y cerró la puerta. Se la llevo al dormitorio mientras ella seguía gritando, la puso en la cama, le sacó la ropa e hicieron el amor. Una vez. Dos veces. Tres. Una semana entera, mañana, tarde y noche haciendo el amor divina, maravillosa, estupendamente.
Sonó el timbre y ella fue a abrir la puerta. Era la vecina.
-¡AYYYYYYYYYYYYY!- gritó la vecina-, ¡pero si vos estás muera!- y se desmayó.
Ella se dio cuenta de que hacía una semana que no se levantaba de la cama para nada, ni para comer ni para ir al baño. Se dio vuelta y ahí estaba su marido, en la puerta del dormitorio:

-¿Vamos yendo, querida?- dijo y sonreía

5 comentarios:

Wholie dijo...

fua es re loco, está genial
sos un escritorazo (lo escribiste vos no?)

camilo dijo...

eso me suena sospechosamente familiar (sexy)

Red dijo...

hahahahaha me ha encantado (L)
original...preciso y gracioso

saludos =)

Đéja٧ù dijo...

Los sueños son una proyeccion de deseo.

Besitos

Julieta dijo...

estuvo copado já